jueves, 30 de abril de 2015

Gachas de Avena

Como avisé en post anteriores...¡Compré Gachas en Oslo!

Y las probé; y como me encantaron compré una caja en mercadona por un euro.
Receta:
  1. Echar 50gramos de avena en un bol y cubrirlo con leche (yo elegí soja) y canela en polvo.
  2. 2 minutos al microondas, sacar y remover el mejunje.
  3. Cortar una manzana mientras reposa la mezcla.
  4. Mezclar la fruta y decorar con virutas de chocolate.
  5. Disfrutar cual inglés.

martes, 28 de abril de 2015

Polagram

 El post de hoy va de decoración.
Hace cosa de una semana, una amiga me comentó que había pedido unas fotos formato polaroid por 2€. Gastos de envío incluidos.
La cosa va así:
  1. Instalas la app "Polagram"
  2. Seleccionas imprimir, formato clásico y eliges 12 fotos.
  3. Insertas el código promocional: PGXZ1JUT
  4. Pagas y en una semana llegará a tu buzón un sobre rosa desde Alemania con tus fotos.

La calidad es buena y el servicio impecable.
Ideas para decorar con polaroid.

lunes, 27 de abril de 2015

7-Protectora Mara



En mi lista de veinte cosas antes de los veinte figura hacer voluntario.
Raro. Lo sé.
Y pese a la sorpresa de mis padres decidí ayudar de forma esporádica en la protectora Mara, de Mula.
 La protectora Mara es una asociación que cuida a perros abandonados y los ofrece para posibles adopciones, así que ya sabéis, si queréis un perro o colaborar, aquí os dejo el facebook de contacto y a algunos de los perritos que viven aquí.



Fotos cedidas por Isabel Pérez

domingo, 26 de abril de 2015

Museos en Oslo


Para hacerlo más sencillo he agrupado los museos que visité en Oslo en tres categorías: museos de la ciudad, museos de la península de los museos y lugares por los que pasear.

Museos de la ciudad: 
  • Museo de Historia: Pequeño museo que se ve perfectamente en 45 minutos. Quizás lo más destacable sea la cúpula pintada de madera de una iglesia que está en la planta baja.
  • Museo de las artes aplicadas: divertidísimo, tienen una sala taller donde los más pequeños(o no tan pequeños) pueden dar rienda suerte a su imaginación cosiendo laminas o diseñando vestidos. En el museo se puede ver como la decoración noruega ha ido evolucionando y adaptándose a los cambios de los estilos de vida.
 

  • Galería nacional: obligatoria parada para admirar "el grito" obra de Munch. 
 


Museos de la península: 
Para acceder a la península se puede, o bien coger un autobús, o bien un ferri en el puerto.
  •  Museo de los barcos vikingos: tres barcos fúnebres expuestos reconstruidos o tal y como se encontraron.
  • Museo del folclore: ideal para pasar una mañana entrando en cada casa y viendo como cambió la vida del pueblo noruego con el paso del tiempo.

Para pasear:

  • La ópera: que no te sorprenda ver a gente corriendo o paseando a su perro por el tejado del edificio.
 
  • Vigelandsparken: famoso parque de las esculturas. 
  •  


  • Pista salto de esquí: ideal para pasear por la tarde y si tienes suerte, podrás pisar la nieve artificial en la que hacen prácticas de esquí.
  • Jardin botanico: agradable parque donde los días de sol afloran los noruegos por el cesped.
 
  • Cementerio: los paises nordicos no tienen un concepto tan oscuro de la muerte como el de la cultura mediterránea, un ejemplo es que para ellos, un cementerio es como un jardín por el que se puede pasear.









sábado, 25 de abril de 2015

Compras en Oslo



Si he estado una semana desaparecida es porque hice las maletas y me fui cinco días a Oslo. Al norte, norte. A la tierra de los vikingos y de los tíos rubios de metro ochenta.
En un posto anterior hablaba de donde comer sin arruinarse y en el de hoy os quiero enseñar lo que compré en mi estancia en la capital de Noruega.

 
Delito sería irse de Noruega sin el típico recuerdo del Vikingo. Yo lo hice, pero mi hermana no se pudo resistir.

 
Queso de vaca que compró mi padre en un supermercado y que en verdad, me fue totalmente indiferente.

 
Llavero de reno. Es una monada y creo recordar que fueron una 45 koronas, ahora solo falta ver donde lo pongo, porque empiezo a tener más llaveros que llaves.



No es por seguir modas, pero llevaba mucho tiempo viendo fotos de gachas o oatmeal por las redes sociales y quería probarlas, pero me daba miedo que no me gustasen y quedarme con un kilo de avena en el armario. Por  eso ni lo dude cuando vi a 7 koronas está bolsita mono dosis.

 


 ¿Sabiais que el corazón el es símbolo de Suecia? Yo no, me lo dijo la dependienta de la tienda en la que me quité la espinita de no tener un plato en forma de corazón.

 Y este imán que espero que aguante más de un mes en el frigorífico. En mi casa, además del monstruo de los cables tenemos la maldición de los imanes. No se como lo hacen pero raro es el imán que no se ha suicidado alguna vez.





viernes, 24 de abril de 2015

The perfect body


Comer en Oslo

Nadie dijo que comer en Oslo fuera barato. Oslo es conocida como la ciudad más cara de Europa, un plato no baja de los 9€ al cambio y un café anda sobre los 2,50€.

Aquí os dejo cuatro sitios donde se puede comer bien y a precio "normal"

-The fragance of the heart.
Comida vegetariana cerca del puerto.
Sopa del día sobre 70 coronas, plato de verdura 115 coronas y cafés desde 27 coronas.
Nota: si lo pides te sacan un bote de leche de soja para el café.

 
- Flavors food market.
Desayunando en Oslo. El sitio elegido es Flavours, una cafetería- supermercado donde por 20 coronas puedes beber todo el café que quieras y por unas 60 coronas tienes barra de yogurt natural con distintos tipos de muesli. Además a la hora de la comida tienes barra de ensalada y comida caliente.


-Popolare.
Este sitio es un poco más caro y acabé cenando ahí casi por equivocacion. Elegí, sin enterarme de lo que pedía, y para mi sorpresa llegó a la mesa una alcachofa rellena de miga de pan con piñones. Delicioso.



-Peppe pizza
Cadena americana desde 1970. Locales con ambiente íntimo y local dividido en reservados. Mi primera experiencia fue buena, las pizzas estaban ricas y el salmón de la ensalada soberbio; así que decidimos repetir otra noche. El resultado fue nefasto, tardaron un montón y pese a recordarle al camarero que nos trajeran las bebidas, acabamos cenando con nuestra propia agua.


Además, por toda la ciudad encontraras unas especies de quioscos donde poder desayunar un café y un bollo por unas 25 coronas.

Llamada a cordura

Si tuviera alguna cicatriz. Si mis fantasmas del pasado fueran visibles...¿me creerías? ¿Creerías entonces que estoy rota en cientos de minúsculos pedazos?
Y si te mostrará mis heridas ¿dejaría de ser una extraña en este mundo vacío de palabras.

jueves, 23 de abril de 2015

Pulsera

En una de mis visitas a Cuentas Creativas , una tienda de abalorios de murcia, encontré esta plaquita cuyo mensaje me llegó a lo mas profundo de la patata.
Necesitas.
  1. Hilo y aguja.
  2. Cuerda.
  3. Plaquita.
Pasos.
1-Pasar la cuerda por el agujero y dar unas puntadas.
2-Cortar según la medida de la mano.
3-Repetir proceso en el segundo agujero.
 

miércoles, 22 de abril de 2015

5- Comer en un vegetariano.

Y fue en Gotemburgo, en Suecia, donde por 99kr cumplí uno de mis propósitos más extraños; comer en un vegetariano.
Un plato de 4 delicias a elegir, sopa de espinacas pan de pita y café en un pequeño restaurante "libre de wifi" llamado Endelihaga.
Valoración: De las delicias elegí hummus, soja y zanahoria. Más tarta de brocoli con queso.
Todo delicioso a excepción del hummus, al cual para mi gusto le faltaba el toque mediterráneo del pimentón.



miércoles, 15 de abril de 2015

El capricho



¿Dónde?
En Comillas, Santander.
 
¿Horario y tarifa?
De 10:30 a 20:00
Adultos 5e / Niños 2.5e


¿Qué es?
El capricho es una de las primeras obras del artista catalán Antonio Gaudí. Para diseñarla se inspiró en un girasol, con el objetivo de distribuir las estancias según la posición del sol, queriendo así aprovechar al máximo las horas solares.

 

martes, 14 de abril de 2015

4-Un helado en Italia

Una de las cosas de mi lista podría valer por dos, un helado e Italia. O lo que es lo mismo, disfrutar de un helado en el país indicado.
Y como si me planteo hacer algo, o lo hago en condiciones o no lo hago; elegí  la “mejor heladería del mundo” para cumplir este propósito con un helado de tiramisú y vacaciones en Roma.


Pasemos a la cata. Los helados son un festival de sabores en el paladar. Cremosos pero no empalagosos.
Por dos cincuenta la tarrina pequeña( bastante grande en realidad), degustar de un helado de alta calidad en pleno centro de Roma es posible en Giolitti.
Además de helado, en esta cuca heladería decorada con recargado estilo italiano también ofrecen cafés, pasteles o tartas.
Apunte, si quieres te coronan el helado con nata; y recomendación para golosos, el sabor nutella.